Escorts de Santiago del Estero

www.cordobesitas.tv no es una agencia de Escorts o acompañantes.
Su actividad se limita a la publicidad de los avisos publicados.
Las relaciones que pudieran establecer las personas que publican sus fotos y avisos en este sitio, con terceros sean personas físicas o jurídicas, corren por su exclusiva cuenta y responsabilidad, no teniendo www.cordobesitas.tv participación, interés o responsabilidad para las mismas.
 

Las mejores escorts de SANTIAGO DEL ESTERO estan aqui

INGRESO A Santiago del Estero

 

La web 1 de SANTIAGO DEL ESTERO

ESCORTS MUY BONITAS DE SANTIAGO DEL ESTERO

 

 

 

Breve introducción

La historia de la colonización y fundaciones de pueblos en lo que hoy constituye nuestro territorio nacional, y de modo especial el norte y centro argentinos, es tan interesante como discutida en ciertos aspectos que aún hoy se prestan al debate.
Desde luego que existe un sinnúmero de probanzas, actas capitulares, testimonios epistolares, crónicas y una variada gama de textos y documentación depositados en importantes archivos, que permiten recoger con fidelidad los hechos de aquel entonces, además de profundos y ponderables estudios de conspicuos historiadores que nos han allanado el camino para conocer lo más acabadamente posible nuestro pasado. Sin embargo, también se da el caso de que no siempre existe -o no se ha encontrado- la prueba precisa para dilucidar acontecimientos de fundamental importancia que permanecen en el terreno de la duda, la conjetura, la deducción o la falta de prueba en contrario que dan pie a encontradas interpretaciones históricas, cada una de ellas con su razonamiento o lógica de sustento.
Desde luego, la historia es irrefutable cuando ofrece documentación fehaciente. No obstante, hay hechos en la historia no siempre documentados como debió o debiera ser, pero sí consumados de tal modo que a partir de ellos se generaron
procesos de consubstanciación y evolución que les dieron el carácter de irrevocables.
El nacimiento de la ciudad de Santiago del Estero en 1553, es un hecho que continúa prestándose a la discusión en la actualidad por las singulares características que lo rodearon. “Fundación” o “traslado” de la ciudad es el tema que ha dividido siempre la opinión de historiadores y estudiosos.
Como se sabe, en 1952, la Academia Nacional de la Historia, dictaminó que el capitán Francisco de Aguirre fundó la ciudad de Santiago del Estero el 25 de julio de 1553. Fallo basado en citas documentadas, pero carente de un acta fundacional o documento preciso de aquel entonces que diera fe del hecho trascendente, como lo fue, por el contrario, el hallazgo en el Archivo Nacional de Sucre (Bolivia) de parte del acta de fundación de la Ciudad del Barco en su primer asentamiento, efectuado el 29 de junio de 1550 por Juan Núñez de Prado.
Desde luego, existen referencias posteriores de los cabildantes de Santiago del Estero acerca del establecimiento de ésta ciudad realizado por Francisco de Aguirre. Pero las mismas datan de muchos años más tarde y, en todo caso, con citas que dieron lugar a sostener tanto el 25 de julio como el 23 de diciembre de 1553 como fecha fundacional.
No obstante, las aseveraciones de mayor peso para determinar la fecha del último traslado de la Ciudad del Barco y nacimiento de Santiago del Estero, tuvieron por sustento las actas capitulares de 1590 que daban cuenta que el 25 de julio de 1553, Francisco de Aguirre “mudó esta Ciudad (del Barco) e le puso por nombre Santiago”. Otras actas capitulares de 1700 y 1774 aludían a esa fecha como la de la “fundación” de la ciudad.
Lo cierto es que Santiago del Estero, a partir de entonces quedó asentada definitivamente y sin revocatorias posteriores que pudieran torcer lo actuado por Francisco de Aguirre. Aún teniendo en cuenta que en 1555 la Audiencia de Lima mandaba reponer como gobernador a Núñez de Prado, de quien -misteriosamente- nunca más se supo nada, pues también cabe señalar que en 1563, Francisco de Aguirre fue nombrado gobernador por el virrey del Perú, Diego López de Zúñiga y Velasco. Por otra parte, el 19 de febrero de 1577, el Rey Felipe II, le concedió a Santiago del Estero un Escudo de Armas y el título de “Muy Noble”, lo cual bien podría sostenerse como una confirmación institucional de la nueva ciudad que sucedía a la del Barco 3º. No obstante, se sostienen argumentos en contrario que apuntan a restituirle los méritos fundacionales a Juan Núñez de Prado.

El comienzo de la gesta fundacional

Hablar de lo que significó la conquista y colonización del Nuevo Mundo, es entrar en uno de los procesos más trascendentes, apasionantes y cargado de implicancias de la historia de la civilización.
El descubrimiento de nuestro continente por parte de España, más allá de todo lo que significó en lo que hoy se da en llamar “el encuentro de dos mundos”, por lo que Europa le dio a América y lo que América le dio a Europa, también trajo aparejado -sin entrar a considerar el sentido esencial de la conquista- el enfrentamiento de hombres que pugnaban por ensanchar sus dominios.
La conquista del Perú marcó uno de los capítulos más dramáticos en este aspecto. Conocidas son las sangrientas luchas civiles que sostuvieron Pizarristas y Almagristas por la posesión de dominios y concepciones opuestas en la empresa que sostenían.

 

Las primeras expediciones al Tucumán

Según la historiografía publicada, en 1527, Sebastián Gaboto, que había fundado en el litoral el fuerte de Sancti Spíritu, envió una reducida expedición a la región llamada Tucumanahao (en alusión a un cacique indígena de nombre Tucma), regresando al poco tiempo sin novedades acerca de lo que buscaban encontrar: una tierra de riquezas con fabulosos tesoros de la que se hablaba y había despertado la ilusión de los conquistadores españoles desde su llegada al Nuevo Mundo.
Inmensa región la del Tucumán, Juríes y Diaguitas. Se la concebía entonces, aunque aún imprecisamente, desde el extremo sur del Perú y de la actual Bolivia hasta lo que es el norte de Córdoba, y desde Chile hasta el Río de la Plata. Es decir, abarcaba un extenso territorio en el que hoy se encuentran las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Santiago del Estero, Catamarca, La Rioja y norte de Córdoba.
En 1535, esta vez desde el Cuzco (Perú), otros hombres encabezados por Diego de Almagro, también penetraron en esa vasta región para explorarla en una imprecisa como infructuosa búsqueda del País de los Césares, El Dorado, Linlín, Trapalanda, Yungulo o las Sierras de la Plata, según las diferentes denominaciones que se le daban a esa tierra prometida.
Esta fue la más imponente expedición de la entrada (400 soldados españoles y 20.000 indios auxiliares, nos dice el historiador santiagueño José Néstor Achával) que recorrió el camino del Inca, ingresando en 1536 a la región del Tucumán por el extremo norte de la actual provincia de Jujuy (se dan como posibles la Quebrada de Humahuaca, San Antonio de los Cobres y la Quebrada del Toro), cruzó la cordillera
hasta Chile y regresó al Perú por el camino de la costa del Pacífico y el desierto de Atacama, sin encontrar lo que esperaban.

 

INGRESO A Santiago del Estero

ESCORTS SANTIAGO DEL ESTERO

SANTIAGO DEL ESTERO ESCORTS

 
sensualrally cordobaEscortsJujuyEscorts TucumanEscorts Tierra del FuegoEscorts Santiago del Estero
Escorts Santa FeEscorts Santa CruzEscorts San LuisEscorts SaltaEscorts RosarioEscorts Neuquen
Escorts MisionesEscorts MendozaEscorts La RiojaEscorts La PampaEscorts FormosaEscorts Entre Rios
Escorts Corrientesescorts cordoba ,cordoba escortsEscorts CordobaEscorts CordobaEscorts ChubutEscorts Catamarca
Escorts Rio NegroEscorts cordobesitasEscorts cordobesitasEscorts cordoba,cordoba escortsEscorts cordobaEscorts cordoba
Escorts cordobaEscorts ChacoEscorst Buenos Aires

Webs Amigas